lunes, 12 de septiembre de 2011

El Perú construye modelo propio de crecimiento con estabilidad, democracia e inclusión social

Primer Ministro Salomón Lerner Ghitis clausuró VI Cumbre de ex Presidentes Latinoamericanos que tuvo como tema la Institucionalidad Democrática e Inclusión Social.


Presidente Ollanta Humala en reunión con ex-presidentes de América Latina
http://www.flickr.com//photos/65990097@N03/sets/72157627521867669/show/

web: www.presidencia.gob.pe
facebook: www.facebook.com/presidenciaperu
twitter: @prensapalacio

El gobierno del Presidente Ollanta Humala construye un modelo propio de crecimiento con estabilidad, democracia e inclusión social, que se funda en el absoluto respeto del orden constitucional y de los derechos y libertades, y en una voluntad de reforma que concibe la gobernabilidad democrática como un orden eficaz donde el Estado le garantiza a la gente sus derechos más elementales. Así lo afirmó hoy el titular del Consejo de Ministros Salomón Lerner Ghitis al clausurar la VI Cumbre de ex Presidentes Latinoamericanos realizada en Lima que tuvo como tema la Institucionalidad Democrática e Inclusión Social.

“Ese modelo que el presidente Ollanta Humala ha definido en su Mensaje a la Nación el 28 de julio pasado aspira a una democracia con inclusión social, y se resume en varias palabras que forman parte de nuestra acción: reforma, concertación, democracia, libertades, inclusión, crecimiento, redistribución, paz con justicia, descentralización, transparencia, seguridad y soberanía”, manifestó el jefe del gabinete.

Señaló que por tales razones el modelo peruano no es copia de ningún otro y está inspirado en la voluntad de no copiar modelos sino construir un camino propio. “Sabemos que un camino propio es éticamente aconsejable pero muy complejo de alcanzar, pero lo haremos”, recalcó.

Manifestó que para el gobierno la democracia peruana será plena cuando la justicia y la paz social, la soberanía nacional y la seguridad de la familia se constituyan en la base de la nación; y cuando la igualdad sea patrimonio de todos y la exclusión social desaparezca aun en los lugares más remotos del país.

Indicó que el gobierno está empeñado en que la expresión misma de exclusión social se borre para siempre de nuestro lenguaje y de nuestra realidad. “En ese propósito hemos definido cuatro ejes de nuestra actividad: democracia y crecimiento con inclusión social; igualdad de derechos y oportunidades y metas sociales alineadas con los objetivos del Milenio; concertación económica y social en el ámbito nacional, regional y local; y reencuentro histórico con el Perú rural”, dijo.

Advirtió que en la región se han venido produciendo procesos políticos que en el afán de distribuir la riqueza no han vacilado en acentuar la confrontación interna diseñándose un escenario de vencedores y derrotados.

Este modelo, señaló, ha demostrado sus límites en el logro de la cohesión nacional, en la reducción de la desigualdad y en el equilibrio de las cuentas nacionales.

Añadió que también muestran sus límites los procesos de cambios superficiales que pretenden arrancar a la desigualdad mínimos pedazos de equidad.

“La impaciencia de jóvenes y trabajadores en algunos de estos países nos indican que ese camino, hasta hace poco paradigmático, muestra sus fragilidades estratégicas. Nosotros aspiramos a un modelo de cambio, para nosotros irrenunciable, pero sostenido por la vía de un gran consenso nacional, el diálogo y la participación popular, En ese sentido nos afirmamos en el mandato y el espíritu de la Carta Democrática cuya vigencia hoy celebramos”, manifestó.


Crecimiento con distribución social

El Primer Ministro afirmó que ahora asistimos al agotamiento de un tipo de crecimiento que si bien redujo parcialmente la pobreza conserva los déficits estructurales, no articula los mercados internos, mantiene la desigualdad, no resguarda apropiadamente el medio ambiente e incrementa la informalidad y la ilegalidad.

“Creemos que el crecimiento debe continuar porque es la garantía de una distribución de la renta nacional y en ese sentido el gobierno hará todos los esfuerzos para que en los 5 años de nuestra administración se generen las condiciones adecuadas para que este crecimiento no se detenga”, dijo.

Sin embargo, precisó, el modelo de crecimiento con inclusión social en democracia supone una reforma profunda y gradual del Estado, de sus relaciones con la sociedad y una reforma política para concretar la igualdad de los derechos, en especial acceso a la salud, educación, alimentación, vivienda, empleo digno y seguridad social.

“Estamos seguros que solo así se resolverán las enorme brechas territoriales y sociales, se incorporará a los excluidos al mercado, al consumo, al desarrollo y a la ciudadanía y seremos una auténtica comunidad nacional”, remarcó.


Carta Democrática

Lerner expuso que la región cuestiona ahora firmemente la democracia de origen o de procedimiento que no va acompañada del funcionamiento democrático y la democracia de los resultados.

“En ese sentido consideramos que el principal problema que conspira contra la calidad de la democracia es el Estado débil para promover la inversión, para universalizar los derechos, para llegar a todos los ciudadanos y a la totalidad del territorio, y débil para establecer reglas claras a los actores públicos y privados”, dijo.

Siguiendo el mandato de la Carta Democrática Interamericana, acotó, el Perú no tendrá una política económica divorciada de la política social “y nos guiaremos por el cumplimiento de los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas y respetaremos los compromisos y estándares internacionales”.

Recordó que la Carta Democrática Interamericana aprobada a iniciativa a del Perú en el año 2001, enumera por primera vez un grupo de elementos esenciales y los componentes de la democracia. “En la visión de la Carta no hay representación sin un régimen constitucional con derechos y libertades, no hay democracia sin participación, derechos humanos, sistema de partidos, separación de poderes y elecciones libres y justas; tampoco hay democracia sin derechos sociales y con exclusión”, dijo.

Precisó que el artículo XI de la Carta Democrática, es el más corto pero el que más influencia ha tenido en la creación de un sentido común regional público y privado: la democracia y el desarrollo económico social son interdependientes y se refuerzan mutuamente.

Dos hechos importantes

El Presidente del Consejo de Ministros destacó que dos hechos promovidos por el gobierno han motivado la satisfacción nacional: la aprobación de la Ley de Consulta Previa a las poblaciones en el caso de las actividades de explotación de recursos naturales, para asegurar la aplicación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo suscrito por el Perú; y el acuerdo histórico entre el gobierno y las empresas mineras para el pago de un gravamen de aproximadamente tres mil millones de soles anuales en 5 años.

Señaló que la aplicación del gravamen, que sumará 15 mil millones de soles en 5 años, se logró sin afectar la inversión ni la competitividad de las empresas, facilitando la inversión en proyectos por 30 mil millones de dólares en los próximos 5 años en el sector de la minería.

Lerner afirmó el compromiso del Perú en la lucha contra toda forma de violencia política, el terrorismo y el narcotráfico. “Este gobierno es amante de la relaciones de cooperación entre los Estados y un firme defensor de la seguridad de la región”, manifestó y saludó la iniciativa del ex presidente Alejandro Toledo de convocar a los ex jefes de Estado en circunstancias tan especiales para la región y el Perú..

Finalmente, recordó a las víctimas del atentado del 11 de septiembre en los Estados Unidos y la figura señera del ex presidente de Chile, Salvador Allende, quien murió en un atentado contra la democracia chilena hace 38 años.


“Necesitamos una Carta Democrática Interamericana de segunda generación”

Sostuvo el presidente Ollanta Humala al inaugurar la VI Cumbre de ex Presidentes Latinoamericanos que tiene como tema la Institucionalidad Democrática e Inclusión Social.

“Ayudaremos a fortalecer la democracia en todos los países que quieran seguir este camino, que es el camino correcto”, añadió.


El Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, sostuvo hoy que es necesario tener una nueva Carta Democrática Interamericana que ayude a reforzar la democracia y proteja a los pueblos americanos de nuevas dictaduras.

“Saludo a la Carta Democrática Interamericana, pero creo que ahora tenemos que tener una Carta de segunda generación que nos permita poner en marcha todo lo que ponemos en palabras. Hemos visto experiencias recientes en Latinoamérica de cómo aún con esta Carta se ha violentado la democracia”, dijo al inaugurar la VI Cumbre de ex Presidentes Latinoamericanos que se realiza en un hotel capitalino.

“Esta carta hay que fortalecerla para que la apliquen los países y se respete la voluntad de los pueblos”, aseveró al destacar el 10º aniversario de la suscripción de ese importante documento, aprobado el 11 de septiembre de 2001 en sesión especial de la Asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA) realizada en Lima.

Ese documento es un instrumento que proclama como objetivo principal el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática, al establecer que la ruptura del orden democrático o su alteración, que afecte gravemente el orden democrático en un Estado miembro, constituye “un obstáculo insuperable” para la participación de su gobierno en las diversas instancias de la OEA.

Luego, el presidente Ollanta Humala indicó que el gobierno apoyará todos los mecanismos “que ayuden a fortalecer la democracia en todos los países que quieran seguir este camino, que es el camino correcto”.

Añadió que, de acuerdo a su experiencia, en muchos lugares no se entiende lo que es la democracia y por ello las instituciones tienen que ser fortalecidas. “Nuestra democracia está basada en lo que pueden hacer unas personas y no en lo que hacen las instituciones, que tienen problemas históricos”, apuntó.

Asimismo, el presidente Ollanta Humala sostuvo que es necesario revolucionar el Estado, para que llegue al interior del país con oportunidades de desarrollo para todos los peruanos. “Es tiempo de discutir qué tipo de Estado queremos, pues el que tenemos actualmente ha sido arrinconado. Yo no planteo un Estado burocrático y clientelista, sino un Estado sin soroche que llegue a la puna y avance hacia la selva”, dijo.

En ese sentido, el Jefe del Estado expresó que su gobierno plantea la creación de políticas sociales y no solamente la ejecución de programas sociales. “Hay que convertir al ser humano en ciudadano. Esa es la verdadera revolución, dar oportunidades y de allí que las personas digan: Viva la democracia”, indicó.

Participan en esta VI Cumbre de ex Presidentes Latinoamericanos los ex dignatarios: Vicente Fox de México, Jaime Paz Zamora y Carlos Mesa de Bolivia, Ernesto Samper de Colombia, Fernando de la Rúa de Argentina, Rodrigo Borja y Gustavo Novoa de Ecuador, Martín Torrijos y Nicolás Ardito de Panamá, Antonio Saca de El Salvador, Hipólito Mejía de República Dominicana, Alejandro Toledo de Perú, José María Aznar de España; así como el eurodiputado José Ignacio Salafranca, y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Previamente, el mandatario peruano sostuvo una reunión privada con los ex dignatarios, entre ellos Jaime Paz Zamora y Carlos Mesa, de Bolivia; Fernando de la Rúa, de Argentina; Antonio Saca, de El Salvador; Gustavo Noboa y Rodrigo Borja, de Ecuador.

Lima, 11 de Setiembre de 2011

No hay comentarios: